S?bado, 19 de diciembre de 2009

beatus ille

Con este cuadro que se puede ver en el museo de Cádiz quiero insistir en la educación.
No sé cuánto cuesta un preso por día, ni quiero entrar en si es negocio para alguien, pero seguro que debe ser más barato que a este angelito le manden un profesor sustituto, que lleva más de un mes en el Vicente Aleixandre sin profesor de tecnología, que tener que pagar lo que no son sino remiendos cuando llegan en una edad tardía.
Recuerdo que cuando "Chasporro" llegó a la alcaldía de Vejer, la primera obra que hizo fue un calabozo en la oficina de la policía local. Con rejas de acero como en las películas americanas. No hizo una guardería, ni un club social, ni pista de tenis, no, un calabozo como la copa de un pino. La respuesta estaba, una vez más en la infancia. Se crió en un orfelinato que la falange tenía en la calle Muñoz de Arenillas de Cádiz. Es tan importante una infancia equilibrada... 
 Este niño, señora consejera, tiene derecho a actividades extraescolares durante las vacaciones, "abierto por vacaciones" pone en algunos colegios de por ahí; tiene derecho a la disciplina, que ya tendrá tiempo de ser autónomo y de medirse a sí mismo; tiene derecho a no perder el tiempo porque un profesor esté de baja durante el tiempo que la ley le permita.
En fin, señora consejera, impregne entusiasmo en sus filas, no creo que haya nada más bonito que enseñar educando, o educar enseñando, no permita que cunda la sensación de que no hay nadie ahí arriba, cubra usted las bajas, no deje el rebaño en plan autodidacta durante semanas y semanas, que esta es una edad donde se quedan marcados los detalles, la sensación de descontrol, de vagancia, de escaquearse. Y Andalucía no puede tener a todo el mundo de camarero o albañil.


Tags: instituto aleixandre, consejería educación, vacaciones, barbate, sueño, infancia

Publicado por merops_apiaster @ 20:54  | divagaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios