Jueves, 03 de diciembre de 2009

    La piscina de Vejer no abre sus puertas este año. No hay dinero. Hay gente apuntada, y gente que pagaba una cantidad módica, pero el servicio público quebró en este punto. La juventud se queda sin nadar, los lesionados sin rehabilitación, los niños sin esa riqueza.
En Barbate están terminando su piscina municipal, pero no sé para qué, si Barbate no tiene dinero ni para pagar él alumbrado público...
El despilfarro y la mala gestión, la superabundancia de funcionarios, la financiación ilegal de partidos, el meter la mano para lo que no es el partido, al final tuvo que pasar factura y acabó con el servicio. Ha pasado como el que se gastó todos sus ahorros en una caja fuerte. Como el que se endeuda en un coche y no tiene para gasolina. Y a todo esto el sector privado estrangulado para poder pagar tanto despilfarro y amiguismo de la administración.

    Pues sí, podemos decir que ha fracasado la dictadura del proletariado. Una vez que los ayuntamientos y comunidades tienen capacidad de gestionar dinero, se dedican a Urssificarse, a crear administración, y más administración, hasta que se dan cuenta de que no hay dinero para prestar el servicio para el que se creó tanta administración.

    Y ahí tenemos a la administración, algo irreal, donde la gente no tiene que justificar su trabajo, donde todos son derechos laborales, calefacción y aire acondicionado, frente al mundo real, donde el empresario si tiene que dejar de tomarse un café porque no hay dinero, deja de tomárselo. Donde no se puede poner malo porque si no no presta servicio, y si no presta servicio quiebra.

    Y mientras jueces venidos de otra galaxia dicen que el empresario debe pagar al trabajador la baja, y cuando se de de alta darle las vacaciones que no cogió cuando estaba de baja, y se cree el juez que todo es administración, donde el dinero crece en los árboles, y da igual si la sentencia se dicta ahora que dentro de 2 años. Y mientras el Gobierno sin imaginación para crear un punto intermedio entre la vida real y el mundo imaginario insostenible de la administración.


Tags: piscina vejer, piscina barbate, dictadura proletariado, servicio publico, sector privado, crisis, imaginacion

Publicado por merops_apiaster @ 8:51  | divagaciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios