Martes, 11 de noviembre de 2008
El día dos de noviembre, domingo, día de los difuntos, Hamilton se coronó campeón de Fórmula 1. El día tres fue San Martín de Porres, el humilde. Y el día cuatro, día de Carlos Borromeo, el prudente, llevó a Obama a la Casa Blanca.
Esto precisa un análisis, ya que es mucha casualidad que tres personas de raza negra se agrupen en tres días consecutivos del almanaque y los tres para bien.
El primero que vamos a analizar es a Hamilton. A este la vida le ha enseñado humildad, aunque la prensa nos lo pinte de otro modo para vender más. Para ganar el campeonato del mundo de F-1 en el 2008 tuvo que ser quinto en la última carrera. Como el emperador Carlos de Habsburgo, que para ser primero de España tuvo que ser quinto en Alemania (que por cierto, allí se podía haber quedado). Si hubiera intentado ser primero probablemente hubiera repetido el error del 2007 y le habría dado a la marcha atrás en plena carrera.
Mención especial merece porque nos indica que Inglaterra es una sociedad multicultural donde cualquier persona que se lo proponga, siendo incluso de origen humilde, puede prosperar.
El segundo es San Martín de Porres, santo del Nuevo Mundo, mulato, fray escoba para los amigos. Un chico llamado por Dios, un pobre que no pudo llevar los apellidos del padre por las barbaridades de la época. A poco que se lea de él se ve que la complejidad del evangelio se encarnó en su vida. El que se revele a los humildes lo que no entienden los sabios, y otros detalles que yo aún no llego a entender. Yo sé que me he encomendado a él cuando he tenido que estar en dos lugares a la vez, ya que este santo se bilocaba, y he salido airoso, aunque obviamente no haya estado en uno de esos sitios. Lo que sé es que le tengo mucho afecto a este ejemplo de paz andante. Y mucha admiración a su afición a la escoba.
Y hablando de escobas entramos a hablar del hito histórico de Obama, presidente nada menos que de los Estados Unidos. Es difícil predecir cómo discurrirá su mandato, si hará lo que crea, o lo que crea que los otros creen. En cualquier caso, parece que va a empezar por barrer Guantánamo que está manchando el buen nombre de los EEUU, que es un buen comienzo, le deseo buen pulso manejando la escoba desde el poder.

Tags: hamilton, martin porres, obama, escoba, destino, koffi anan

Publicado por merops_apiaster @ 9:13
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios